San Valentín, la sologamia y el timo de los romances de película

Última actualización: 13 Junio 2018 por Thaïs

san valentin sologamia peliculas de amor

El día más romántico (y empalagoso) del año ya está aquí.

Como cada año, millones de parejas de todo el mundo celebrarán este miércoles la fiesta de San Valentín.

Mientras que muchos españoles pasarán una velada llena de flores, música, delicias para el estómago y mucha pasión en compañía de su pareja.

Otros corazones solitarios aprovecharán para disfrutar de su soltería con un plan que no tiene que envidiar al de los de que ya han sido seleccionados con la flecha de Cupido.

Los solteros más atrevidos saldrán a ligar. Los más pasotas disfrutarán de este 14 como un miércoles cualquiera. Los más experimentales, probarán suerte en una página de citas tipo eDarling o POF o una app como Tinder.

San Valentín: ¿magia o negocio?

Con el paso de los años. el día de los enamorados se ha convertido en un negocio de lo más rentable.

De hecho, la venta de flores, tarjetas con mensajes de amor y las cajas de bombones se disparan por estas fechas.

Las primeras probablemente únicamente tengan más salida en Sant Jordi (día del libro).

A pesar de los beneficios más que manifiestos que se generan durante este día del año, todavía son muchos los que lo dedican realmente para celebrar su amor.

San Valentín es la excusa perfecta para sorprender a tu pareja y darle un poco de magia a tu relación.

¿Qué el cariño se ha de demostrar todos y cada uno de los días del año? Evidentemente, pero ésta puede ser una buena oportunidad para dar rienda suelta a vuestra pasión.

Y precisamente ese era el propósito original de la fiesta de San Valentín.

El origen de San Valentín

Todo empezó en la antigua Roma. Por aquellos años se conocía como un festival de la fertilidad llamado Lupercalia.

No fue hasta el año 496, que se marcó en el calendario de forma oficial como el día de San Valentín por el Papa Gelasio I.

En 1600, en Europa nació la tradición de regalar flores a la persona amada.

Doscientos años más tarde, se empezó con la producción en masa y comercialización de tarjetas románticas y ¡boom! Ahí ya se mezcló la celebración amorosa con el negocio.

No hubo otro hecho significativo hasta que en el cambio de siglo las páginas de citas se convirtieron en una herramienta imprescindible para aquellos románticos que deseaban encontrar a su alma gemela.

Y así hasta el día de hoy. En nuestra infografía puedes conocer más detalles curiosos sobre las historia y los hábitos amorosos durante San Valentín.

¿Se puede considerar que es una fiesta creada exclusivamente para sacar tajada? No necesariamente.

La historia y ciertos estudios demuestran que, en este día tan especial, aunque muchas empresas “hacen el agosto”, las parejas realmente aprovechan el tirón para reavivar la llama con esa persona especial.

No todo son flores o chocolates. Los mensajes de texto románticos por WhatsApp, Facebook o Instagram se multiplican durante el 14 de febrero y lo que es mejor, millones de personas planean una propuesta de matrimonio.

Parece ser que en el fondo el amor triunfa.

¿Pero qué hay de los solteros?

El fraude de las pelis románticas

El príncipe azul en las películas de Disney, el amor imposible en “Titanic” o en adaptaciones cinematográficas de “Romeo y Julieta”, el amor a primera vista en las comedias románticas de Jennifer Aniston, Julia Roberts o Sandra Bullock.

Día sí y día también nos saturan con el mensaje de que la vida es como las películas de amor, que esa persona especial aparece de la manera más tonta y que es para toda la vida.

En la vida real no siempre es así. Es cierto que el destino se ha portado bien con miles de parejas y no hay nada que pueda romper ese vínculo especial.

Para otras el amor se ha acaba con el tiempo y luego están aquéllos que todavía no han tenido la suerte de enamorarse.

El cine en muchas ocasiones es el medio más fiable para mostrar una realidad, pero por normal general, en lo que a historias de amor se refiere, es una gran vía de escape.

Argumentos recurrentes como el amor a primera vista, historias donde todo el peso recae en el típico “ser felices para toda la vida” o las tiernas aventuras vividas con el primer amor muchas veces tienen su origen en experiencias verídicas.

Pero no hay duda de que la ficción en las películas de amor supera al de las propias pelis de fantasía y ciencia ficción.

¿Te imaginas la escena de la lluvia del “Diario de Noa” en la vida real? ¿Crees que la gente se viene arriba haciendo alfarería como en “Ghost”?

En la vida real, si un chico que a duras penas conoces se presenta en tu trabajo con un ramo de flores y una pancarta enorme para declarar su amor por ti, lo más probable es que le tires las flores a la cara o, igual si eres más amable, las aceptes con una cara de vergüenza mientras piensas en bloquearle en WhatsApp en cuanto tengas la oportunidad de hacerlo.

El romanticismo existe, pero no es como nos lo quieren contar en las películas románticas.

Es por eso que cada vez hay más españoles que disfrutan de su soltería y su vida amorosa de una forma menos convencional.

Las páginas de citas y el éxito de la sologamia

Ser single se ha convertido en un estilo de vida. ¿Para qué precipitarse a comprometerse si realmente no sientes que es la persona adecuada?

Por suerte, hoy los solteros no están tan presionados como años atrás con la idea de asentar la cabeza y formar una familia llegada una cierta edad.

Es más, la soltería para muchos actualmente es un sueño ya que disfrutas para conocerte y a la vez buscas con esmero, sin precipitarse, a esa persona especial.

Algunos solteros están tan convencidos de que ese es el estado sentimental ideal que han llegado hasta el punto de querer comprometerse con la persona a la que más quieren y aprecia: ¡consigo mismos!

Hay gente que lo ve como un gesto egoísta, pero lo cierto es que, gracias al fenómeno de la sologamia, el dicho de que “nadie te va a querer tanto como tú a ti mismo”.

De hecho, muchos expertos en citas y relaciones de pareja coinciden que la felicidad consiste en quererse a uno mismo y que hasta que no te aceptes tal y como eres, no encontrarás a esa persona especial que lo haga.

El paso más allá es la sologamia. Se trata de una moda que consiste en casarse con uno mismo.

¿Si hay parejas que se gastan un dineral en celebrar su amor con una boda en la que invitan a todos sus familiares y amigos, por qué no hacer lo mismo para mostrar al mundo que te quieres mucho a ti mismo?

Existen pocos casos de sologamia que hayan llegado a esos extremos tan excéntricos. Esta tendencia más bien es una muestra de que la felicidad ha de depender de otros, aunque siempre es bonito compartirla con otros.

Otros solteros, prefieren no entrar entrar en el club de los sológamos y a pesar de no haber tenido suerte en el amor, no dudan en probar otras vías.

Las páginas de citas se han convertido en todo un reclamo en la última década.

Si años atrás se consideraba que ligar por internet era cosa de desesperados o fracasados, hoy en día es uno de los métodos más usados para encontrar pareja.

La gracia de buscar el amor en línea es que puede ser toda una aventura.

Existen multitud de páginas de contactos y cada una de ellas está destinada a un tipo de soltero específico.

Desde matchmakers para solteros exigentes que desean encontrar pareja afín hasta páginas para conocer gente para una historia de amor pasajera.

Los comparadores juegan un papel importante aquí. Un ranking con los mejores sitios de citas es una buena herramienta para saber cuál es la red más adecuada para registrarse.

En una fecha tan señalada como San Valentín, este tipo de servicios se disparan en cuanto a número de usuarios y contactos se refiere.

Así que, aunque seas de esos solteros con ganas de encontrar pareja, pero que no quiere dejarse llevar por la emoción del 14 de febrero o no le motive la idea de pasar por el aro precisamente en un día tan señalado, lo cierto es que puedes dejar ese orgullo a un lado y probar suerte.

Simplemente piensa que tendrás muchas más posibilidades de conseguir una primera cita que cualquier otro día (a excepción del primer domingo del año que oficialmente es el día con más posibilidades para ligar).

Evidentemente, que surja la chispa a partir de ahí ya es cosa de vosotros dos.

Quizás no sea como en una comedia romántica que encuentres el amor en línea a la primera, pero una cita entretenida y seguramente que más de una anécdota de San Valentín curiosa te llevas.

¿Y qué sería de la vida y el amor sin esas historias románticas inesperadas? Algo tan predecible como una peli romántica de Sandra Bullock.

Así que no te hagas películas y toma las riendas de tu vida sentimental, que el amor si lo buscas es más fácil de encontrar.

Esta web utiliza cookies para ofrecerte una mejor experiencia de navegación. Descubre cómo usamos cookies y cómo cambiar tu configuración.