Quinta cita: Brunch con los amigos de tu pareja

Última actualización: 20 Marzo 2019 por Thaïs

Causar una buena primera impresión es imprescindible cuando entras en el círculo social de tu cita. Llevarse como el perro y el gato con la familia y amigos de tu nueva pareja es una pesadilla bastante común. Nunca es fácil que la cosa fluya cuando conoces por primera vez a los colegas de tu pareja. ¿Quieres conectar con tu cita en todos los aspectos de su vida, incluyendo su círculo de amigos? Tu quinta cita puede ser la excusa perfecta para ello. En el último capítulo de nuestra Guía Paso a Paso para Iniciar una Relación en 5 Citas, te ofrecemos una serie de razones decisivas por las que deberías considerar hacer un brunch con los amigos de tu pareja en tu quinta cita.

quinta cita brunch amigos de tu pareja

Las ventajas de hacer un brunch en tu quinta cita

Un brunch puede convertirse en el plan perfecto para la cita 5.

Normalmente, las primeras cuatro citas sirven para impresionar a tu pareja y ver si realmente hay química entre los dos. Incluso tal vez hayáis compartido algún que otro momento de intimidad.

Una quinta cita puede ser la guinda del pastel. Sin duda, un buen momento para disfrutar de la compañía del otro en un ambiente más relajado y dejando de lado los nervios y la ansiedad de los primeros encuentros y para fardar un poco de la idea de que tienes pareja.

Lo que la gente adora de los brunch es que son más informales -no necesitas ponerte de punta en blanco- que ir a un restaurante de lujo para disfrutar de una comida copiosa. Los menús también suelen ser más baratos.

No son tan íntimos como un desayuno romántico para dos en una cafetería acogedora o en cama después de una noche loca.

Además, no necesitas madrugar o levantarte super tarde para disfrutar de un buen brunch.

Más importante aún, hacer un brunch en tu quinta cita te brinda la oportunidad de conectar con tu pareja una vez más. Es una manera muy amena y divertida de conocerse mejor.

Probablemente hayas salido a tomar algo en tu primera cita, ido al cine y a comer un restaurante de moda en la segunda y cocinado una cena romántica en casa e intimando en tu tercera cita.

En la cuarta tal vez hayas probado algo más original como una aventura rural o un deporte extremo, así que tu quinta cita es ideal para relajarse un poco y echar el freno en esta montaña rusa del amor.

¿Qué mejor que dejar a un lado todos los problemas del día a día y simplemente centrarte en esa persona que tienes frente a ti?

Pues bien, quizás hacer eso mientras devoras una comida que te haga la boca agua.

Las ventajas de hacer un brunch con los amigos de tu pareja en la quinta cita

Puedes sentir una presión enorme al conocer a la familia o los mejores amigos de tu cita por primera vez.

¿Causarás una buena primera impresión? ¿Te llevarás bien con los colegas de tu nueva pareja? ¿Te caerán bien y viceversa? ¿Te traicionará tu mente y te quedarás en blanco y habrá un silencio incómodo?

El miedo de no conectar al instante con los amigos de tu cita es muy común.

Después de todo, entrar en el círculo de amigos de tu pareja es un gran paso en vuestra relación.

Te guste o no, es inevitable que los colegas de tu pareja te analicen de arriba a abajo la primera vez que os veis, así que, lo mejor es mantener una mentalidad y actitud positiva en tu quinta cita.

Tómatelo como una oportunidad de mostrar lo mejor de ti y de convencerles de que eres la persona adecuada.

¿Solución? Elige una actividad y un lugar en el que te sientas cómodo/a.

Por eso, tomar un brunch con los amigos de tu pareja es una gran idea para la quinta cita.

Una ocasión especial donde tu pareja puede ponerse al día y recordar algunas historias locas con sus colegas y tú puedes averiguar un puñado de cosas sobre tu cita, su infancia y todo lo que le ha llevado a convertirse en quién es hoy en día.

Hacer un brunch con los amigos de tu pareja en la quinta cita también es una oportunidad de oro para ver cómo interactúa en pequeños grupos y qué tipo de relación tiene con sus amistades y gente cercana.

Otra de los factores a tener en cuenta es que la gente es mucho más cercana y accesible durante un brunch.

Es más fácil crear un ambiente que genere confianza si se da pie a que haya una conversación casual y un manjar de por medio.

Eso te permite descubrir algunos de los secretos más turbios de tu pareja, esos momentos y experiencias embarazosas que sólo los amigos más cercanos conocen de ella.

Si pasas el “examen” de los amigos de tu pareja, seguro que luego es más fácil decantarte a la hora de iniciar una relación con perspectivas de futuro.

El siguiente paso sería conocer a sus padres, pero eso ya es otra historia.

Lo primero es lo primero: hablar sobre si es el momento de formalizar la relación y hacerla oficial.

Después de cinco citas intensas donde ha fluido la magia y la química y en las que habéis disfrutado de unas experiencias románticas únicas, tal vez lo más lógico sería tener la charla.

Así que sí, tal y como te hemos mostrado en todos y cada uno de los capítulos de nuestra Guía Paso a Paso, realmente sí que es posible embarcarse en una relación seria en 5 citas.

No hace falta que soltéis las dos palabras mágicas (“Te quiero”) sino os sentís preparados o no creéis que sea el momento adecuado, pero, a estas alturas, después de cinco citas, ¡puedes estar más seguro/a de poder decir alto y claro que esa es tu media naranja (o no)!

¿Preparado/a para empezar un nuevo capítulo en tu vida amorosa?

<< Haz clic aquí para leer el Capítulo 4: Cuarta Cita: Planes en pareja, ‘¡las actividades más originales!

Usted podría estar interesado en "Las 5 primeras citas: Guía Paso a Paso para Iniciar una Relación"

Esta web utiliza cookies para ofrecerte una mejor experiencia de navegación. Descubre cómo usamos cookies y cómo cambiar tu configuración.