Amor, política y el Referéndum de Cataluña: ¿Es posible enamorarse de alguien que no comparte los mismos ideales políticos?

relaciones pareja politica referendum independencia cataluna

Política y amor, una mezcla explosiva.

Los grandes expertos en citas y relaciones coinciden en que los ideales políticos juegan un papel decisivo a la hora de tener éxito en el campo del amor.

Según estos especialistas en seducción, al iniciar una nueva relación de pareja es aconsejable dejar a un lado, al menos de forma momentánea, asuntos que causan controversia.

De hecho, uno de los mandamientos del dating para no arruinar una primera cita es evitar a toda costa sacar temas como la política o la religión.

¿Afinidad política, éxito en el amor?

El Referéndum de Independencia de Cataluña del pasado 1 de octubre está dando mucho que hablar en estos últimos días.

Muchos políticos, periodistas y personalidades han declarado en más de una ocasión que “el procés” está fracturando a la sociedad catalana y española.

Es inevitable preguntarse si esa hipotética división también se ha trasladado al campo del dating y las relaciones de pareja.

En un estudio de 2017 llevado a cabo por Lovegeist y publicado por la página de citas Meetic reflejaba que la rivalidad política no necesariamente es una pega para el amor.

De hecho, el 77% de los encuestados confesaba que “no importaba” que su pareja tuviese unos ideales políticos diferentes.

En cambio, a la larga sí que puede llegar a ser una espinita que consiga desinflar la pasión en una pareja.

Hoy en día los solteros son más selectivos a la hora de buscar a su media naranja y prueba de ello es que una gran mayoría prefiere iniciar una relación seria con alguien que tenga unos mismos ideales políticos.

La página de contactos por afinidad It’s Just Lunch revelaba recientemente que el 68% de hombres y mujeres únicamente saldrían con una persona que compartiese su misma visión a nivel político.

¿Crea división el Referéndum de Cataluña entre las parejas españolas con ideales políticos opuestos?

En esta última semana, tras la acción policial del día 1 de octubre y la posterior reacción en la prensa internacional, las declaraciones provocativas tras las votaciones tanto de los representantes políticos de todos los partidos como las del Rey, así como la huelga general, se ha visto de forma más explícita que el Referéndum de Independencia catalán está causando crispación entre partidos y también en la sociedad catalana y española.

Lo curioso es que, independientemente de lo caldeado que pueda estar el ambiente a nivel político y social, la independencia de Cataluña no es un tema que preocupe a las parejas españolas.

Según el CIS  y también un estudio de la Ser, el cual vio la luz a principios de septiembre, éste es un tema que mantiene en vilo a los ciudadanos.

No obstante, sus mayores preocupaciones son la economía, el paro, la corrupción y en menor grado el Referéndum.

 

preocupaciones referendum cataluna pareja

En nuestra infografía se puede ver que tan sólo un 1.1% de los encuestados citaba el Referéndum como su principal preocupación.

¿Entonces la Independencia de Cataluña no alarma a las parejas españolas?

La política y “el procés” no quebrantan emocionalmente a las parejas políticamente antagónicas

Éste es un tema que en parte intranquiliza a los ciudadanos, pero por norma general no llega a fracturar relaciones a nivel personal, ni mucho menos las relaciones de pareja.

Una entidad bancaria publicó no hace mucho un estudio en el que dejaba claro que lo que más preocupa a las parejas es la economía familiar.

La política juega un papel más secundario en el amor.

Es cierto que ser compatible con tu pareja a nivel ideológico y político es esencial para que la relación fluya y no se abran brechas a la larga, pero ni es un asunto que sea causante de una ruptura ni algo que verdaderamente quite el sueño.

Si hay madurez y confianza a la hora de expresar tus sentimientos y opinión política con esa persona especial, no tiene porqué haber discrepancia.

Una muestra de ello es que en las últimas horas han circulado en medios y redes sociales como Facebook o Twitter algunas imágenes de parejas bien avenidas en las que uno de ellos era independentista y el otro unionista.

Aquello que dicen de que a veces los polos opuestos se atraen parece ser que con respecto a opiniones sobre la independencia de Cataluña se refiere también puede ser posible.

A pesar de la crispación social, las diferencias ideológicas sobre el Referéndum no están pasando factura a las parejas españolas a nivel emocional.

Señal de que el amor rompe barreras, incluidas las políticas.