Citas Amorosas: ¿mito o realidad? – Los hombres deberían pagar en la primera cita

mito o realidad pagar primera cita

Imaginemos la escena. Estás teniendo una primera cita con alguien que has conocido en una página web de citas y todo parece ir sobre ruedas, parece ser que hay química entre vosotros dos. La conversación fluye, la comida está deliciosa y la compañía es insuperable. Pero, la velada está llegando a su fin y eso significa que en nada saldrá a palestra uno de los temas más delicados en el mundo de las citas: ¿quién debería hacerse cargo de la cuenta?

Hipótesis sobre citas: se espera que los hombres paguen en la primera cita

El universo de las citas ha cambiado en los últimos años y con él, los roles de pareja. Aún y así, hoy en día, el debate sobre quién debería pagar la cuenta en la primera cita sigue estando latente y creando controversia.

En 2014, una encuesta de la web estadounidense de finanzas personales NerdWallet mostró que, en este aspecto, las tradiciones sobre las citas y las relaciones de pareja, en parte, siguen siendo las mismas. En este estudio se preguntó a más de 1.000 personas de todo Estados Unidos sobre el asunto y más del 77% de los encuestados respondieron que creían que los hombres deberían ser los que sacasen la cartera en el primer encuentro.

La perspectiva de ellos

Hoy en día, a pesar de los cambios de actitud con respecto a las responsabilidades financieras dentro de la pareja, sigue habiendo un alto porcentaje de hombres solteros que prefiere encargarse de la cuenta. Muchos expertos en citas recientemente han coincidido en que esto se debe a una cuestión de buena educación y cortesía más que una obligación donde destacan los roles de género tradicionales.

No obstante, cada día hay más hombres solteros dispuestos a dividir la cuenta con su cita. Compartir la cuenta es, sin duda, una buena opción para muchos hombres, pero todo depende de la situación y la mujer en sí.

La perspectiva de ellas

Sin lugar a dudas, las mujeres han roto los moldes en cuanto al universo de las citas se refiere, en especial durante las dos últimas décadas. Hoy en día, ellas no sólo son económicamente independientes, sino que la gran mayoría además busca la igualdad de género. Algunas todavía puede que piensen que el ser invitadas por un hombre cuando están en una cita puede ser un gesto de cortesía y caballerosidad, pero compartir la cuenta, entre otros aspectos económicos, es una tendencia en crecimiento. De hecho, un gran número de mujeres considera que puede ser, en cierto modo, irrespetuoso esperar que sea el hombre quien se responsabilice de ello ya que puede ser visto como que ellas dependen de los recursos de los hombres.

Citas amorosas: ¿mito o realidad?

Es obvio que, en la actualidad, cuando se tiene una cita, el tema económico, en este caso haciendo referencia a quién debería encargarse de la cuenta en la primera cita, ha cambiado consiguiendo que haya así más igualdad de género. Algunas personas creen que, quien sea quien pague en una cita, tiene más que ver como un asunto de cortesía que no con algo relacionado con la idea de seguir dándole poder y responsabilidad al hombre. Es más, cada día hay más que opta por compartir esa responsabilidad.

El tema sigue siendo objeto de debates polémicos. De hecho, recientemente, se emitió un episodio del programa de televisión First Dates donde se dio esta situación y acabó creando una enzarzada discusión en Twitter sobre los roles de género en este tipo de casos.

A pesar de que en la actualidad el debate continúa y no existe una “norma” establecida que indique quién debería pagar la cuenta en una primear cita, si el hombre o la mujer, es obvio que la realidad está cambiando y dejar únicamente a los hombres esa responsabilidad se está convirtiendo poco a poco en un mito.