Solteros: atreveos a salir solos

¿Quieres salir esta noche pero no tienes a nadie que te acompañe? El hecho de que tus amigos sean demasiado hogareños no quiere decir que tú tengas que imponerte las mismas restricciones. Así que, si tienes ganas de salir de fiesta pero no encuentras colegas, no importa, entra en Internet y busca en blogs pues, como se dice popularmente, ‘no hay personas extrañas sino amigos que aún no conoces’. Habitualmente, publicamos muchos consejos para solteros que desean conocer gente con el objetivo de proporcionarles las mejores armas para que se conviertan en invencibles en términos de seducción. En este sentido, si bien es cierto que salir solo requiere de una buena dosis de motivación, la receta del éxito en estos casos es relativamente simple: un toque de audacia, una pizca de saber estar y todo rociado con buen humor. Como puedes ver, conocer gente no es (tan) difícil.

Sal solo para aprender a coquetear

¡Salir en grupo o con tus amigos es muy cómodo! Por ello, en estos casos, lo normal es que te limites a permanecer como un mero espectador y seguir el devenir de la noche en lugar de tomar el control. Sin embargo, salir solo implica estar en medio de la acción y convertirse en maestro de ceremonias.

Muchos solteros nos han comentado en repetidas ocasiones no sienten dificultades por salir solos cuando se encuentran de vacaciones puesto que, al ser turistas, les resulta algo legítimo. En cambio, en su propia ciudad no es lo mismo. Además, ¿estás seguro de hacer los planes correctos?

Desde el primer momento en que salgas solo vas a aumentar significativamente la confianza en ti mismo. Este hecho es capital ya que, aunque al principio algunas situaciones pueden resultar complicadas, es probable que al final la noche se convierta en una velada inolvidable llena de encuentros espontáneos que llenará la memoria de recuerdos imborrables.

¿Cómo entablar contacto con la gente?

En primer lugar, es imprescindible que cuentes con una serie de fortalezas que, por cierto, son accesibles para todo el mundo: una mirada fresca, don de palabra, ingenio, inteligencia, algunas ideas para entablar una conversación y algunas respuestas audaces. En este sentido, trata de llevar preparadas de antemano las contestaciones a preguntas como, por ejemplo, ‘¿a qué te dedicas?’ Y, sobre todo, a la fatídica ‘¿dónde están tus amigos?’

Por cierto, no hace falta mentir. Ante todo, has de ser sincero y asumir que has salido en solitario porque, si no, estarás pareciendo un perdedor. En cambio, asumir que estás solo y llevarlo con naturalidad puede resultar algo atractivo. Además, si estás allí solo no es porque tus amigos no hayan querido salir contigo o porque no tengas compañeros de juerga sino, más bien, porque estás disfrutando de ti mismo. En definitiva, ellos son los que se lo pierde, ¿o no?

El primer paso: debes ser atrevido

El primer paso que debes dar ha de consistir en acercarte a un grupo de muchas personas e intercambiar con ellos algunas palabras de forma natural. A este respecto, puedes hablar de música, baile, cine, etc.

A continuación, te detallamos algunas reglas de oro que has de tener siempre en la cabeza:

  • Si estás incómodo y la gente que te escucha lo nota, probablemente, se alejarán de ti.
  • No seas demasiado selectivo pues, como dice el refrán, el hábito no hace al monje.
  • Mezclarte en un grupo del que no formas parte en principio y permanecer como un espectador puede acabar convirtiéndose en algo extraño y te hará parecer un entrometido.
  • Has de ser sociable y tener buen humor (estás allí para socializar, conocer gente… y quién sabe qué mas).
  • El respeto y la cortesía siempre han de ir en primer lugar.

Por otro lado, recuerda que, aunque durante la noche se pierden los tapujos e inhibiciones respecto al alcohol, nadie quiere acoger a un borracho en su grupo de amigos. Estar de buen humor implica, necesariamente, no estar intoxicado. Por tanto, si bien es cierto que unas copas puede darle el coraje de lanzarse a conocer gente, hay que establecer unos límites.

Por último, la clave para que tengas éxito cuando estás solo es mezclarte en el ambiente y, llegado el momento, pasar a la acción. ¿La gente baila y canta? ¡Haz lo mismo! ¿Hay una pelota de fútbol en la barra? ¡Lánzala y que empiece la fiesta! Evita beber solo en la barra y, si puedes, siéntate en una silla de una mesa que esté ocupada, preferentemente, por personas de su mismo sexo para iniciar el contacto. Si eres amable, sonríes y muestras una actitud abierta, acabarás por sorprenderte pues la mayoría, a buen seguro, te aceptará. ¡La parte más difícil ya está hecha!

Usted podría estar interesado en "Nuestros consejos para los solteros"