Seducir con comida

Siempre ha habido una estrecha conexión entre la comida y la seducción. Tanto si tienes pareja estable y quieres poner un poco de chispa en tu relación o estás iniciando una y quieres que tu cita se rinda a tus pies gracias a tus habilidades culinarias, sin duda preparar una cena romántica en casa – donde se mezclan texturas, olores, sabores y un cúmulo de emociones- es la mejor manera para incrementar la pasión.

La comida es clave para fortalecer las relaciones. Jugar utilizando algunos ingredientes afrodisíacos tanto dentro como fuera de la cocina es una de las actividades románticas y más divertidas para parejas.

Preparar el ambiente

El primer paso que tienes que dar es caldear el ambiente y para ello es necesario considerar qué tipo de comida vas a utilizar para cautivar a tu pareja.

Encender velas perfumadas, poner música chill out y esparcir pétalos de rosa por toda la casa es un buen truco.

La presentación realmente cuenta, así que haz que sea atractiva. Selecciona con antelación tu menú, los ingredientes que vas a usar y reflexiona sobre cómo lo vas a decorar.

La idea es comer ligero y ¡ponerse picantes! No te preocupes por ensuciarte. Podéis ser un poco traviesos y optar por platos en los que se tienen que usar los dedos, aperitivos como las cremas de queso son una buena elección.

Definitivamente opta por ingredientes afrodisíacos como ostras, nueces, salmón, espárragos o granada. ¡No olvides seleccionar una buena botella de vino rojo para acompañar!

Experimentar juntos

Como cualquier otra técnica de seducción, los preliminares son clave. En este caso, es una buena idea invitar a la otra parte a que se involucre mientras estás cocinando. El placer a veces proviene del proceso de preparar una cena romántica y no tanto de comerla.

La comida, el amor y el sexo están conectados; todos ellos ensalzan la actividad emocional en el sistema límbico de tu cerebro.

Es por eso que ciertos ingredientes juegan un papel importante cuando se trata de potenciar la sensualidad.

Ten en cuenta que no sólo se trata del sabor, sino que también están envueltos otros sentidos.

El arte de la seducción con la comida se expande a otros territorios como la textura, el olor o incluso las formas y los tamaños de los ingredientes en sí.

Una buena idea es investigar sobre el historial alimenticio de tu pareja y elegir aquellos alimentos que más le gustan.

No obstante, sin duda lo mejor es experimentar con él/ella. No hay que precipitar las cosas. Tomaros vuestro tiempo para saborear y, al mismo tiempo, seduciros con todas y cada una de tus delicias culinarias.

Cuando elijas qué tipo de alimentos y cómo y cuándo los vas a usar, ten en cuenta tu objetivo: seducir por completo a tu pareja/cita, pero también hacer que vuestra velada sea memorable y sirva de referente para las futuras noches juntos.

Ten en cuenta que los afrodisíacos tienen muchas propiedades estimulantes. Algunos de ellos son buenos para despertar el deseo, otros para incrementar la testosterona y otros para incrementar el rendimiento y el deseo sexual.

Postre tentador

Recuerda que lo mejor se guarda para el final. Así que para completar tu menú “aumenta la pasión”, lo mejor es optar por un postre que sea, nunca mejor dicho, la guinda del pastel.

Éste es tu último paso para endulzar la velada y conseguir que tu cita/pareja se quede prendado/a contigo por completo, así que piénsalo dos veces antes de decidir cuál será el plato final perfecto.

La idea es tentar a tu pareja con postres que hagan la boca agua y que consistan en elementos dulces, cremosos o incluso tropicales.

Puedes optar por algunos revitalizantes naturales como cócteles de frutas a base de plátanos, sandía o coco, por ejemplo.

No olvides que las delicias de chocolate son los postres de cortejo por excelencia, por lo tanto, no dudes en sacar tu lado más travieso y aprovecha para jugar un poco con éstas. ¡Seguro que ésta es una de las mejores maneras de conseguir que vuestra noche sea inolvidable!

Usted podría estar interesado en "Romance & Actividades"