Seducir a un hombre en un chat en línea: cómo hacerlo

Hoy en día encontrar al príncipe azul puede resultar una tarea muy complicada. Muchas personas tienden a pensar que los mejores chicos ya están comprometidos y que quienes aun continúan libres están en esa situación precisamente porque no son interesantes. Sin embargo, hay algo que debes tener en cuenta: si una mujer de tu talla permanece libre, ¡es posible que también existan chicos de tu mismo nivel a los que merezca la pena conocer! Siempre es posible encontrar una solución propicia para que los encuentros sociales se multipliquen y, quién sabe, puede que en uno de ellos aparezca tu hombre ideal. ¿Por qué no optar por la seducción en línea? ¡El coqueteo no es un terreno exclusivo de los hombres! A continuación te presentamos algunas técnicas infalibles para conseguir seducir a un hombre en un sitio de citas.

Encontrar el perfil adecuado en un espacio de encuentros

El primer paso consiste en realizar un minucioso análisis. Nunca debes precipitarte al seducir a un hombre en un sitio de citas. Es muy importante que te tomes un tiempo razonable para revisar antes su perfil. Los falsos pretendientes son muy comunes en los sitios de citas. Ten cuidado con las típicas fotos del modelo exuberante y con los perfiles demasiado impresionantes. El hombre perfecto no existe. No te dejes engañar por las apariencias. Es posible que no esté siendo del todo sincero y que su única pretensión sea incrementar las visitas a su perfil. Después de diferenciar los perfiles auténticos de los falsos y de seleccionar al candidato que más te atrajo, toma en consideración la descripción detallada de sus potenciales aptitudes: sus principales intereses, sus motivaciones, sus experiencias en el pasado, etcétera. Investigaciones adicionales para contrastar la información, como alguna que otra incursión en las redes sociales, también te podrían resultar útiles para confirmar la honestidad de tu pretendiente.

Un enfoque discreto para atraer a un hombre

Un lugar de citas es un espacio adecuado para las mujeres, en especial para aquéllas a quienes, por timidez, les cuesta dar el primer paso en el proceso de seducción. En la vida real puede resultar inconcebible acercarse a un extraño e iniciar una conversación. Sin embargo, en un chat de citas este comportamiento es completamente normal. ¡El lugar más adecuado para iniciar una conversación! Tras el intercambio de las clásicas frases tradicionales de cortesía, has de conseguir que tu interlocutor desee conocer más detalles sobre ti. Existen infinidad de tácticas tales como adoptar un halo de misterio (no hay necesidad de contarlo todo de una vez), buscar un tema de conversación interesante para ambos, propiciar y mantener el diálogo haciéndole preguntas. Tu objetivo principal ha de ser identificar cuáles son los puntos que tienes en común con esa otra persona: países a los que hayáis viajado, experiencias vividas, anécdotas interesantes y curiosas, etcétera.

La sensación inicial es la que cuenta como primera aproximación a la vida real. Esta impresión determinará el 90% del resultado de la relación. Dirigirse a un hombre en un lugar de citas no es en absoluto complicado. El verdadero reto consiste en mantener, a lo largo de tiempo, la atracción mutua y generar el deseo de dar un paso adelante hacia un encuentro real: proponer una primera cita.

Conviértete en una gran seductora

Después del contacto inicial en el chat deberás pensar (o, todavía mejor, anticipar…) cuál será el siguiente tema de conversación. Esto suele variar dependiendo de cuáles sean tus motivaciones: ¿estás buscando diversión y un encuentro casual o quizás prefieres algo más serio? Los hombres se sienten más atraídos por las mujeres que muestran cierta resistencia y se hacen desear (por supuesto siempre en su justa medida), que por las chicas más fáciles. Las mejores seductoras son las mujeres con determinación: tienen claro por qué están ahí y qué es lo que desean. El género masculino adora esta característica.

Ten presente que no estás en un lugar de citas simplemente para mantener una conversación. Por tanto, procura evitar adoptar una actitud rígida o poco cálida y no entres en un largo monólogo enumerando todas las cualidades que ha de tener el hombre perfecto: así la mayoría huirán atemorizados. Una buena seductora es también una mujer que no tiene prejuicios respecto a los hombres y sus experiencias previas. Una mujer que sabe que no todos son iguales y que si uno la hizo sufrir en el pasado, no debe trasladar esta mala experiencia al resto de los hombres. Para seducir a un hombre no hay nada mejor que crear un clima de complicidad, dejar que el diálogo fluya y permitir que la otra persona se exprese con naturalidad. En definitiva, una buena seductora es, ni más ni menos que, una mujer que se deja llevar sin olvidar lo que realmente quiere y que sabe manejar la situación con tacto (todo lo contrario a un interrogatorio implacable).

Usted podría estar interesado en "Seducir a un hombre en una página web de citas"