Recuperarse después de una ruptura

A lo largo de nuestra vida sentimental algunos acontecimientos pueden socavar la confianza, los sentimientos y el amor que sentimos hacía nuestra una pareja en una relación compleja, en la que llega un momento en el que uno, o ambos cónyuges, no pueden dar más de sí. En estos casos la ruptura se presenta como la única solución. ¿Cómo hacer frente a todas las emociones negativas que ello supone? ¿Cómo superar la dura prueba de una ruptura sin perder la confianza en uno mismo y seguir creyendo que es posible encontrar el amor a pesar de las heridas que hemos sufrido en el pasado? Aunque es necesario pasar una etapa de dolor y tristeza, tampoco debes resignarte a esperar el paso del tiempo y tienes que recuperarte si quieres evitar hundirte en una depresión.

Los sentimientos de una ruptura amorosa

Una ruptura de pareja está acompañada de muchas emociones negativas: tristeza, ira, miedo al abandono, ansiedad, etc. Los psicólogos afirman que es inútil intentar controlar los pensamientos negativos después de una ruptura, pero que hay que aceptar el dolor para conseguir pasar página definitivamente y decir adiós a tu ex pareja. El daño de una separación puede ser difícil de gobernar, ya que habitualmente subestimamos sus efectos. La mayoría de las personas que viven una ruptura experimentan un sentimiento de gran soledad y necesitan tiempo para volver a recuperar su equilibrio. ¿Cómo puedes superar la dura prueba de una ruptura de pareja y continuar con tu vida sin arrastrar recuerdos, remordimientos y dolor?

Es básico que te esfuerces por reconstruir tu vida con nuevos puntos de vista. Algunos sentirán un auténtico renacimiento al experimentar un cambio radical en su vida; otros, por el contrario, dedicarán tiempo a analizar las razones concretas de su ruptura para no volver a cometer los mismos errores. Las rupturas suelen experimentarse con dolor, pero también cabe sentirlas con alivio. Si tu pareja lleva arrastrando los mismos problemas durante mucho tiempo, intentar ponerle solución continuamente acaba convirtiéndose en una pérdida de tiempo. Obviamente, en este caso, la separación se convierte en un punto y a parte antes de reanudar una vida más tranquila y, probablemente, más satisfactoria.

Sobrellevar la ausencia de tu ex

Cualesquiera que sean las condiciones de tu ruptura de pareja, lo más complicado es gestionar al principio la separación, la ausencia de la otra persona y la sensación terrible de pensar que no puedes vivir sin él o sin ella. Para superar esta obsesión, es necesario desintoxicarse de la relación, lo cual implica ocultar o deshacerte de los recuerdos (fotos, regalos …) para crear un vacío y superar la ausencia.

Para salir de la soledad y digerir mejor la ruptura, algunos pueden contar con el apoyo de sus familiares, la motivación de sus amigos o el buen ambiente de sus compañeros de trabajo. Otras personas, sin embargo, se se esforzarán para reanudar su propia vida. En definitiva, para superar el dolor de una ruptura lo más indicado es que centres tu mente en otra cosa: tu trabajo, tus aficiones, o cualquier otra actividad. A menudo se motiva a las personas recién separadas para salir al exterior, ver mundo y hacer deporte: este es un modo de oxigenar el cuerpo y vaciar la mente.

Aprender a amar de nuevo

Deberá pasar el tiempo para que llegues a digerir la ruptura y consigas la tranquilidad: a veces, a veces…deberás aceptar que el dolor se desvanece y que no tienes que echar más sal en la herida (como espiar a tu ex en Facebook o seguir sus movimientos). La aceptación de tu nueva etapa de soltería pasa por varias fases:

  • Recuperar tu confianza. Dejaste a tu pareja, él o ella se ha ido, no importa: sientes que ha bajado tu autoestima, así que el primer paso es la resignación. Para recuperar tus ganas de seducir, primero tienes que aprender a disfrutar contigo mismo.
  • No vas a tener relaciones sexuales con un desconocido, así que tienes que prepararte para vivir tu segunda oportunidad como si fuera la primera vez…¡en algún momento!
  • Aprende a ligar: es el momento de invitar a tus amigos a entrar en la escena de tu nueva vida amorosa. Ellos te ayudarán a sentirse a gusto y te darán la energía que necesitas para volver a recuperar tu lugar en la vida.
  • Controla tu miedo: Temes pasar por un nuevo fracaso, temes sufrir de nuevo e, incluso, estás tentado a renunciar a las relaciones amorosas… Este sentimiento es normal, pero no insuperable. La mejor solución es tomar las cosas con tranquilidad y si te sientes atraído por alguien o alguna persona coquetea contigo, no debes cerrar las puertas a lo que el futuro puede depararte.
  • Haz tabla rasa del pasado. Estás soltero, pero tu espíritu aún persiste en pensar en tu ex. Esto se puede convertir en un serio obstáculo para recuperarte. Acepta que estás soltero, sigue hacia adelante y atrévete a mirar al futuro.

Recuperarse después de una ruptura requiere tiempo y energía. A pesar del dolor que experimentas debes aprender a detectar las pequeñas ráfagas de luz que te ayudarán a sentirte mejor y a seguir adelante con tu vida amorosa.

Usted podría estar interesado en "Encontrar el amor"