¿Qué hacer y qué no hacer en una cita?

El arte de la seducción es complejo y minucioso, sobre todo cuando lo intentas poner en práctica durante la primera cita.
Para asegurarte las mayores probabilidades de impresionar a tu cita y garantizarte una segunda cita, existen sin embargo algunos pasos simples de seguir para conseguir una cita exitosa.
Ten en cuenta los siguientes consejos sobre qué hacer y qué no hacer : te ayudarán a dominar la primera cita.

Qué hacer :

# Elije tus mejores galas

¡ Las primeras impresiones siempre cuentan ! La idea es vestirse con ropa favorecedora pero sin ir demasiado lejos. Puedes optar por ponerte esa prenda que te hace sentirte bien contigo mismo. Puedes vestirte cómodamente, pero intenta evitar vestirte demasiado « casual », sobre todo si vais a quedar en un buen restaurante. Siempre puedes hacer un poco de investigación previa del sitio donde vais a quedar, te será de gran ayuda a la hora de decidir cual será la gala más adecuada para la ocasión. La ropa demasiado sexy mejor dejarla para las próximas citas, ¡ deja un hueco a la imaginación !

# ¡ Se puntual !

No hay nada más frustrante que estar esperando a alguien que llega tarde, sobre todo si es alguien que ni siquiera has conocido aún. Si de verdad estás interesado en tu cita, evita las malas impresiones y no le/a hagas esperar. Ten siempre en cuenta cuanto tiempo por adelantado necesitarás para prepararte antes de la cita.

# Actitud positiva ante todo

Por lo general, la gente está en busca de una pareja que le haga reír que tenga una actitud positiva ante la vida. Una forma de conseguir una conexión más significativa con tu cita es sin duda compartiendo vuestras pasiones.
Utiliza tu sentido del humor para romper el hielo, pero ante todo aléjate de las bromas pesadas para evitar situaciones embarazosas.

# Muestra interés por lo que tu cita dice

Presta atención a las palabras de tu cita y intenta leer su lenguaje corporal también. La idea es que ambos podáis tener una conversación interesante, que os vayáis conociendo, así que intenta evitar usar tu móvil tanto como puedas. Queda muy feo si en vez de fijarte en tu cita (ya sabes contacto visual), estás todo el rato pegado a la pantalla de tu móvil. Siempre podéis conversar sobre las cosas que tenéis en común, será una buena manera de llamar la atención de tu cita.

# Se tu mismo/a

No pretendas ser alguien que en realidad no eres con el fin de impresionar a tu cita porque tarde o temprano : no te sentiras a gusto en la piel que te has creado y porque, aunque sea en citas futuras, tu cita probablemente se dará cuenta de quien eres realmente. Si tu cita no se queda prendada con el verdadero tu entonces es que esa persona probablemente no sea tu media naranja.

Qué no hacer :

# Tener demasiadas expectativas demasiado pronto

Lo primera a tener en cuenta, es mantenerse en todo momento realista y con la cabeza sobre los hombres.
Es posible que estés en busca de una relación seria pero no hay necesidad ninguna de empezar a meter prisa. Ten en cuenta que tu cita podría llegar a convertirse en tu pareja, o quizás no…
Se positivo/a, pero nunca demasiado soñador/a, ya que si tu cita no resulta ser la persona adecuada será mucho más difícil afrontar la realidad. ¡ Mejor no parecer desesperado/a para evitar que tu cita salga despavorida ! Daros tiempo para conoceros bien y ver lo que el futuro os depara.

# Ir demasiado a lo personal o hablar solamente de ti

Es vuestro primer contacto cara a cara así que intenta que vuestra conversación sea tan casual como puedas. No tienes ninguna necesidad de empezar a contar a tu cita la historia de tu vida ni tampoco sacar a relucir en la conversación temas más serios (y a menudo muy delicados) en torno a la política o la religión. Las primeras citas representan la oportunidad perfecta para descubrir los rasgos más generales que ambos tenéis en común.

También, intenta evitar hablar demasiado sobre ti mismo. Una primera cita no es una terapia ni un monólogo así que intenta no aburrir a tu cita con ningún problema personal. Al revés, deja que la conversación fluya. Haz preguntas a tu cita para descubrir más sobre sobre el/ella pero evita interrogatorios demasiado inquisitivos. Deja las conversaciones profundas para el futuro.

# Hablar sobre tu ex

No hables sobre tu ex ni sobre ninguna relación pasada, bajo ninguna circunstancia. Tu cita no necesita saber porqué tu última relación no funcionó y de quién era la culpa. Por lo contrario, céntrate sutilmente en vosotros dos, en las cualidades que buscas en una pareja, pero como dijimos antes, mantén siempre cierto grado de realismo y evita parecer demasiado insistente al hacer preguntas.

# Emborracharte o ser demasiado sugerente sexualmente

¡ Por supuesto que te puedes tomar un par de copas ! pero no hay necesidad ninguna de que tu cita te vea completamente borracho, cayéndote por todas las esquinas o contando historias de borrachos sin sentido ninguno.
Lo mismo va para las sugerencias sexuales. ¿Quieres que tu cita se piense que eres facilón/a ? Si tu plan es acabar entre las sábanas de tu cita porque estás buscando algo más casual, quizás no haya ningún problema, pero si estás en busca de una historia de amor, mejor dejar sitio al misterio y al romance para las próximas citas.

# Añadir a tu cita a FB o llamar inmediatamente después

Vuestra primera cita ha ido bien, y parece que ambos tenéis bastantes cosas en común. Las probabilidades de una segunda cita son bastante altas , ¿Quieres arruinar todo actuando de manera desesperada y llamando a tu cita justo después de la cita o añadiéndole/a en tus redes sociales ? Los expertos en citas concuerdan que el tiempo ideal que se ha de dejar entre un cita y el siguiente contacto es desde los dos a los cuatro días. Así que relájate y deja que tu cita te eche un poco de menos.

Usted podría estar interesado en "Cómo dominar la Primera Cita"