Cómo seducir a una amiga

En verdad, nuestro primer consejo es que nunca te enamores de un amigo, pero la realidad es que en el corazón nadie manda… Si nacen sentimientos y decides lanzarte al agua, no esperes consolidar una relación de inmediato, pues el riesgo de recibir “no quiero echar a perder esta hermosa amistad entre nosotros” será cada vez más grande a medida que el afecto amistoso sea mutuo (no tan amistoso por otra parte en lo que a ti concierne). Una amistad puede trasformarse en amor, no obstante, hay que aceptar el riesgo de transformar la relación de manera irreversible. Algunas relaciones amistosas pueden, de hecho, convertirse en bellas historias de amor, por ello, nos parece útil dar algunos consejos para seducir a un amigo o amiga si te has enamorado.

Ligar con un amigo: Salir de la friendzone

Es cierto que ligar con un amigo, es decir, una persona de nuestro entorno que nos conoce bien, ¡es la manera más fácil! La complicidad y cercanía que hay entre ustedes puede ser la clave que permitirá cerrar ese asunto rápidamente, ¿o no?…

Si tu amigo está en la soltería luego de una ruptura algo compleja y se te confía, eres fuente de confianza. Buen punto. Identifica los reproches que seguramente formulará sobre su ex; tal vez pueda hacer comparaciones contigo del tipo “no era gentil como tú”. ¡Una ventaja!

Si tu amigo(a) ya insinuó su incomprensión frente al celibato (sobreentendiendo la calidad del producto en el mercado: ¡tú!) pero hasta ahora no se ha propuesto, es buena señal, pero estás lejos de ganar, ya que todas esas cualidades te ponen en posición del «súper» amigo, el poeta o el «mejor amigo» (el peor de todos). Tú no eres más nadie para sus ojos, pues no te observará con interés sexual: ¡he aquí el verdadero problema!

Cambia la actitud de tu amigo(a) hacia ti

Esta actitud consiste particularmente en estar menos disponible y, por lo tanto, crear un sentimiento de carencia o falta. No respondas a las llamadas apenas suene el primer timbre. Hazte desear. La clave de la seducción para ligar con un amigo es llegar a ser una persona de valor añadido en su vida.

Al mismo tiempo, dirígete a esa persona con un aire más misterioso pues tu amigo(a) piensa que lo sabe todo sobre ti. Demuéstrale por el contrario que hay ciertos aspectos de tu vida que aún tiene que descubrir, pueden ser nuevas pasiones, nuevos lugares e intereses, nuevos amigos, etc. En resumen, deberás aplicar un cambio a tu «persona actual» y hacerle ver tu «nueva persona», ésa que va a seducirle y a dejar de ser el «mejor amigo» para convertirse en algo más.

Apuesta por los celos

En casos como éstos, los celos son un activo importante debido a que esa persona ya valora la relación y, muy probablemente, desea conservar el lugar especial que ocupa en tu corazón. Si te ve con otra persona, inevitablemente sentirá celos. Tu otro amigo(a) es una competencia real, por lo que habrá disposición de su parte de librar una batalla por permanecer en el primer lugar si es necesario.

Utiliza la compañía de tu otro amigo(a) para valorizar tus ventajas, particularmente, las innumerables cualidades de tu «nueva persona» que ella aún no conoce tan bien. Esta táctica tendrá el poder de aumentar su curiosidad. Si tus amigos logran argumentar delante de tu prospecto las razones por las que quien salga contigo será la persona más afortunada del mundo, entonces la pelota entrará en juego y podrás tomar cartas en el asunto e invitarle a salir.

Seducción personalizada: Tú ya sabes que le haría feliz

¿Es esa persona terriblemente romántica y su ex (idiota) nunca le ofreció flores? ¿Sabes que le gustan las sensaciones fuertes pero jamás tuvo la posibilidad de saltar en caída libre? Si ya conoces a esa persona a la perfección tienes entre manos todas las cartas para hacerle feliz.

Sin embargo, debes salir de una vez de la temida friendzone para establecer los pilares de una nueva relación. Si por ejemplo, a menudo iban al cine juntos, no elijas este plan de salida como una cita de seducción. Si la comida japonesa era lo que siempre comían, ha llegado la hora de cambiar de dirección.

No agotes todas tus fuerzas y en cambio tómate el tiempo para hacer evolucionar la relación. ¡Si hay confianza entre ambos dejará que le sorprendas y finalmente estará más que seducido!

Hay todo un arte oculto detrás de lo que se conoce como “salir de la friendzone”, sin embargo, no hay nada en esta vida que resulte imposible ni esté totalmente perdido, ni táctica razonable de la que no puedas aferrarte para alcanzar ese objetivo. Lo imprescindible en situaciones similares es no darse por vencido y evaluar la posibilidad de poner en práctica trucos tan efectivos como éstos. Todo sea con tal de ir de brazos con la persona amada, y esto sólo se logra convirtiendo con pasos firmes y acertados una relación amistosa en un romance duradero. ¡Si así lo quieres, haz que suceda!

Usted podría estar interesado en "Encuentros amistosos"