¿Cómo puedo saber si estoy enamorado?

El amor, el que la mayoría de la gente busca: ¿Cómo es posible reconocerlo? El hecho de enamorarse no es una acción que aún podamos controlar, y determina, en gran medida, nuestro compromiso con otra persona y el estado de bienestar que eso genera, de acuerdo con la definición más social del término. Hallar el amor repentinamente y experimentar esa sensación de felicidad resulta una experiencia mágica para los sentidos. En definitiva, se trata de un sentimiento que todos queremos llegar a sentir en algún instante de nuestra vida. Para comprender mejor el sentimiento de amor, he aquí algunas señales que nos ayudarán a saber si realmente estamos enamorados.

El amor, una historia de alquimia

Un antiguo proverbio dice: “El corazón tiene razones que la cabeza no alcanza a entender” … Todas las ciencias relacionadas han procurado dar una definición exacta del sentimiento de amar. Es la eterna pregunta: científicos, sociólogos y psicólogos siguen intentando encontrar una explicación fidedigna al hecho enamorarse, sin comprender verdaderamente por qué alguien en especial provoca una serie de deseos y de impulsos hacia otra. La pulsaciones se aceleran, el rostro se ruboriza y los músculos se tensan; reacciones naturales que acompañan a las flechas de Cupido. En términos biológicos, el amor es la consecuencia de reacciones hormonales. En el psicoanálisis, Freud vincula el amor con la libido (en latín, “deseo”). Los sociólogos, por su parte, hablan de la entrega, el compromiso y la dedicación por la otra persona.

El amor, ¿El germen de la alegría?

El sentimiento de amor se distingue por un alegría y un bienestar que nos apacigua y estabiliza. Cuando estamos enamorados nos sentimos felices. Sin embargo, el amor también pude tener una vertiente destructora. De hecho, las parejas únicamente son felices cuando se desean el uno al otro,en el caso contrario, sufren. El amor se activa con la presencia de otra persona, y no puede llegar a ser pleno si no es compartido. El amor genera un gran abanico emociones: no solo alegría, deseo y pasión, también frustración, rabia y celos. Enamorarse conlleva estar en una etapa de fragilidad sentimental.

Cuando el amor es mutuo se crea una fortaleza. Una pareja sólida, basada en el amor, afronta mejor los avatares de la vida. En cambio, el amante solitario se encuentra desvalido ante sus sentimientos. ¿Cuántas personas sin pareja se autoinfligen muros psicológicos para no enamorarse? El temor a los compromisos está directamente asociado con el miedo a enamorarse, solo por el hecho de no sufrir si ese amor no es correspondido.

Las señales del amor

Reconocer las señales del amor es una labor muy subjetiva. Mientras mucha gente habla de “mariposas en el estómago”, otros hablan de perspectivas de futuro con la pareja amada. ¿Significa que nos hemos enamorado cuando estamos pensando en una relación duradera con una persona? Sociólogos y psicólogos coinciden en varios signos que demuestran el amor hacia otra persona.

1- El cuerpo es quien habla

El primer sentimiento ligado al amor es el deseo. Por tanto, el cuerpo experimenta sensaciones y emociones más o menos perceptibles. El cuerpo no suele mentir: si usted está al lado de alguien que le desestabiliza (sudores, subidón de adrenalina, palpitaciones…), muy posiblemente significa que esa persona le despierta un deseo. Sin embargo, las hormonas del amor y el deseo son distintas. La adrenalina está directamente ligada a la pasión y al deseo. La dopamina, por su parte, dilata los vasos sanguíneos: ¡es la hormona del amor la que produce el rubor de las mejillas!

Por otra parte, ¿alguna vez ha notado como uno se vuelve más torpe y despistado cuando se enamora? Es un estereotipo, pero es verídico.

2- El don de la entrega

Cuando nos enamoramos nos encontramos en una situación sentimental frágil. Estaríamos dispuestos a darlo todo sin esperar que la otra persona nos ofrezca algo a cambio, porque cuando nos enamoramos nos solemos entregar por completo y le abrimos el corazón a nuestra pareja. El amor tiene la facultad de adornar y embellecer el universo, motivo por el que decimos que “el amor es ciego”. Si el sentimiento escapa de su control, ¡usted está enamorado! En este sentido, las personas que se hacen muchas preguntas al respecto es que realmente están enamoradas.

3- Proyectar un futuro con la otra persona

¿Ya se le pasa por la mente un futuro con hijos junto a su pareja? Sin duda, usted está definitivamente enamorado… La dopamina produce un estado de plenitud que nos lleva a imaginar un porvenir feliz, a veces, totalmente utópico. ¡Todo está bien en nuestro idílico mundo cuando estamos enamorados! Los planes que hacemos con la persona amada son una buena manera de tranquilizarnos respecto al futuro de la unión. Aunque el amor en ciernes se caracteriza por la incertidumbre, hacer planes puede consolidar la relación.

4- Tener miedo de perder a la otra persona

El amor origina una dependencia con la persona amada, de hecho, muchas personas experimentan episodios complejos y dolorosos a lo largo de sus vidas. Las relaciones amorosas no son siempre agradables y, no obstante, seguimos perseverando. ¿Es esto también amor?

Este sentimiento que tiende a hacernos felices no es como un sendero tranquilo y apacible… El hecho de amar también implica depender del afecto de la otra persona, que es la que nos llena. Por tanto, sería muy doloroso si esa persona nos abandonara.

Usted podría estar interesado en "Encontrar el amor"