Comenzando la relación: las expectativas de las mujeres

Ese hermoso hombre que te hace derretir, porque además de ser el hombre que comparte sus puntos de vista, él te hace reír: Sera el elegido? Las mujeres son generalmente más rápidas que sus homólogos masculinos para proyectarse en la futura relación de pareja. El deseo de presentarlo a los que les rodean, de vivir juntos y crear un pequeño nido de amor se mete rápidamente en sus cabezas. Admítelo: sabes que es demasiado pronto para pensarlo, pero tienes dificultades para no fantasear con ese romance en ciernes. Las expectativas de las mujeres difieren de las de los hombres en el comienzo de una relación, esto puede conducir a muchos malentendidos.

Las fantasías de las mujeres al comenzar una relación sentimental

En primer lugar, la mujer tiende a ser ansiosa y a plantearse mil preguntas, el hombre en cambio, vive su vida, un día a la vez. Las mujeres que han vivido historias de amor dolorosas tienen aún más necesidad de encontrar rápidamente la seguridad. Los sexólogos también confirman que las expectativas no son las mismas para ambos géneros. Para las mujeres, es de gran importancia la ternura y luego sigue la seguridad y, finalmente, el compromiso.

Aunque todo vaya bien en la nueva pareja, la compañera solo estará plenamente satisfecha cuando se dé el esperado “Te amo”. Estas dos palabras tienen un fuerte impacto psicológico en las mujeres: son tranquilizadoras. Sin embargo, si se entra en esta confianza demasiado pronto, no se calmaran los temores de la pareja, pues esta dudara de su sinceridad.

Las pruebas de amor

La familia presente

Las mujeres esperan pacientemente (o impacientemente) el día en que el hombre al que aman las invite a un almuerzo de domingo con sus padres. Esta es la prueba de amor final del comienzo de una relación, la invitación a participar del círculo familiar es un paso importante para una mujer. Implica: Él me ama lo suficiente para presentarme a sus padres, Traducción: está orgulloso de mí, se proyecta conmigo (su madre sin duda le dará el “visto bueno”).

Lamentablemente, en la actualidad, la familia del hombre continúa siendo un problema. Sin embargo, esto no quiere decir que no él no tiene sentimientos fuertes por ti. Hay muchas razones que pueden frenarlo: problemas familiares, una mala experiencia, una futura suegra invasiva. Si él ha omitido invitarte a conocer su familia, quizás se está tomando el tiempo para protegerte.

Mudarse bajo el mismo techo

La segunda prueba de amor que cambia la relación con una mujer es el día que deciden irse a vivir juntos! Tal vez él no esté tan ansioso de dejar sus fiestas y sus salidas de pizza con sus amigos. (Ya que son la razón de su existencia, después de su empresa, por supuesto).

Para una mujer, vivir bajo el mismo techo, representa la etapa del compromiso, el problema es que para el hombre, el compromiso: es un motivo para huir! Mientras que esta idea tranquiliza a las mujeres, hace que los hombres agonicen.

Señores, la vida matrimonial no significa que tengan que renunciar a su libertad, sino que abre el abanico de posibilidades para crear nuevos hábitos, conciliando los deseos propios y los deseos mutuos.

Usted podría estar interesado en "Las parejas y las relaciones"