Besar o no Besar

Un beso en la primera cita, ¿deberías ?

El tema ha traído muchos quebraderos de cabeza durante las citas primerizas. Besar o no besar, esa es la cuestión. Habéis pasado una estupenda primera cita, has utilizado todos los secretos de seducción a tu poder, dominas la primera cita y te sientes seguro/a y cómodo/a.

Lo mejor de todo es que parece que tu cita se ve bastante colaborativa también. Camináis juntos hasta que vuestros caminos se separan y llega el momento de despedirse… las estrellas brillan con fuerza en el cielo, tu cita brilla al reflejo de su luz y todo parece estar apuntando hacia puro romanticismo… ¿deberías besar a tu cita ?

Los hombres y los primeros besos

Tradicionalmente, los hombres han cargado sobre sus hombres la mayor parte de la presión relacionada con la cita. Tenían que dar los primeros pasos, tenían que invitar a la cita y también tenían que mostrar romanticismo lanzándose al primer beso. ¡No siempre era tarea fácil ! El primer beso siempre ha sido una fuente de estrés y nerviosismo para los hombres, mientras las mujeres por su parte se ponían a la espera de que el hombre se lanzara a dar los primeros pasos.

Con la llegada de las citas online, el juego de la seducción ha cambiado por completo. Los hombres y las mujeres se han vuelto más dinámicos y los hombres ya no -suelen- tener tanta presión a la hora de tener que decidir sobre los siguientes pasos del cortejo.

Independientemente de esto, las reglas del juego cambian lentamente y sigue existiendo un importante número de mujeres a la espera de que el hombre tome control de la situación y tome las decisiones correctas.

Besar al final de una cita conseguida es un tema complicado. Si se besa podría ser tomado como una ofensa por la otra persona, pero de la misma manera si no se muestra ningún signo de la voluntad de dar un furtivo beso, la otra persona también podría sentirse ofendida.

¡La disyuntiva ! Por eso la mejor herramienta para enfrentarse al primer beso después de una cita es sin duda alguna el lenguaje corporal.

Los signos que avisan de que quiere un beso

Hay signos bastante poderosos de que tu cita puede estar interesada en ti y que probablemente cuente con un beso mágico para sellar la cita. Leer esos signos no es demasiado complicado. Aunque pueden llegar a ser tan sutiles que si no se presta mucha atención pueden pasar completamente desapercibidos, o peor aún podrían ser malinterpretados.

Se dice que los ojos son el espejo del alma. ¡Manténlo en mente! Cuando a alguien le gusta lo que ve, sus pupilas tienden a dilatarse más y los ojos parecen más grandes. Cuanto más notes este detalle más significará que tu cita está sintiendo una conexión contigo. Si, además, empieza a mirarte profundamente, ¡está claro ! la conexión es cada vez más fuerte.

El roce hace el cariño. Otro tradicional del refranero español que no se equivoca. Tocar es uno de los elementos más intensos del lenguaje corporal. Si ves, o sientes, que tu cita se las busca para rozar o tocar suavemente tu brazo, rodilla, codo, etc., si en definitiva, utiliza cualquier excusa para un poco de contacto contigo, no sería ninguna locura suponer que no solamente tu cita está mostrando interés hacia ti, sino que además también esté en busca de algún contacto físico romántico. ¡ Un beso en esos casos es probablemente una muy buena idea !

La señal que debes seguir con atención es fijarte bien si tu cita te mira fijamente a los labios.
Un pequeño gesto que tiene muchísimo poderío . Es sin duda alguna un arma de seducción casi infalible. No solamente aumente inmediatamente la sensualidad y el erotismo sino que te acerca al ese hipotético beso.

Las mujeres y los primeros besos

Depende de las mujeres, algunas prefieren que se le pregunte con educación si pueden ser besadas, otras sin embargo prefieron las sorpresas. Si quieres mantenerte dell ado seguro, posiblemente lo mejor que puedas hacer sea preguntar a tu cita si no estás muy convencido de su reacción.

Por otro lado, si has sentido una conexión muy fuerte con tu cita y piensas que apreciaría un toque de sensualidad y romanticismo entonces es posiblemente más conveniente ser espontáneo y besarla.

La estrategia de besar o no besar en una cita no se basa en ningún tipo de ciencia. Depende de numerosos factores, desde la propia personalidad de tu cita, su carácter… Aún así una regla de oro, como hemos visto, es estar muy pero que muy atento al lenguaje corporal y nunca esperar a que tu cita tenga que dar todos los pasos.

Pero sobre todo, recuerdo, si el beso acaba cayendo, asegurarte de centrarte en el momento y disfrútalo. Deja atrás todos tus miedos e inseguridades y disfruta cada segundo.

Usted podría estar interesado en "Cómo dominar la Primera Cita"