Citas amorosas: ¿mito o realidad? – Romances en la oficina

Hay algo excitante sobre los romances de oficina. Tal vez sea por el subidón de que te puedan pillar- aunque si se da a conocer las consecuencias puedan ser graves- o tal vez sea porque puedes romper las reglas.

Sin duda, tener un lío en la oficina siempre ha sido, y actualmente sigue siendo, una de las fantasías más populares, pero ¿hoy en día la gente realmente se arriesga a perder su puesto de trabajo por tener una aventura con alguien de la oficina?

Hipótesis sobre citas: la gran mayoría de gente ha tenido una historia amorosa con un colega de trabajo al menos una vez en su vida

A pesar de las muchas y obvias contradicciones, parece ser que el lugar de trabajo es un buen lugar para iniciar un romance. Un estudio llevado a cabo en 2013 por la compañía de recursos humanos Career Builder demostraba que un 38% de estadounidenses han tenido una historia amorosa al menos una vez durante el transcurso de su vida profesional.

Otra encuesta de 2014 de Vault.com probaba que más del 50% de los profesionales en Estados Unidos en algún punto han tenido una aventura en la oficina.

La situación no sólo se reduce a tener una relación pasajera. Algunas aventuras de oficina resultan en un compromiso de larga duración. La autora Diane Maple publicó en 2004 un libro llamado “How to Date in a Post-Dating World”, el cual habla sobre las formas de conquista modernas, y probó que actualmente cuatro de cada 10 relaciones en el entorno laboral acaba en matrimonio. Por eso, teniendo en cuenta esos resultados, se podría pensar que intentar encontrar el amor en la oficina no sería algo tan disparatado después de todo.

La perspectiva de ellos

La encuesta sobre Romances en la Oficina de Vault.com demostraba que tanto hombres como mujeres tienden a mantener aventuras en la oficina por parte iguales, aunque las perspectivas y las consecuencias varían dependiendo del género.

Hoy en día, parece ser que una gran mayoría de hombres, solteros o comprometidos/casados, prefieren sumergirse en una relación discreta en la oficina, básicamente algo pasajero, antes que iniciar algo de larga duración y cuando lo hacen, tienden a escoger a una mujer que está a un nivel profesional más bajo, antes que a una mujer que esté rangos por encima. Algo así como la típica aventura entre secretaria y supervisor.

La perspectiva de ellas

Las mujeres son precisamente lo opuesto. El número de mujeres que confiesa haber tenido una historia amorosa con un colega del trabajo y que resultase en una relación estable es mayor que el número de mujeres que confiesan haber buscado algo temporal. ¿Y cuál es el tipo preferido de las mujeres a la hora de tener una aventura en la oficina? Hay más mujeres que confiesan haber tenido un romance con su jefe que no con un subordinado.

Citas amorosas: ¿mito o realidad?

Tener un rollo pasajero o incluso algo serio con un compañero de trabajo o jefe hoy en día está mejor visto que años atrás. A pesar de los muchos riesgos que eso acarrea, hay una gran mayoría de hombres y mujeres que no se echan para atrás a la hora de intimar con alguien que pertenece a su entorno laboral. Teniendo todo esto en cuenta, parece ser que los romances en la oficina actualmente son una realidad y no la fantasía secreta de un/a oficinista.